- LA VOLVO OCEAN RACE EDICIÓN 2001-2002 -

illbruck Challenge y Kostecki grandes ganadores de una gran regata 

La edición 2001-02 de la regata mas exigente y competitiva de la náutica profesional mundial ha llegado a su fin con la victoria del barco alemán capitaneado por John Kostecki.

 

8 de Junio: LARGADA GOTEBORG-KIEL

La novena y última pierna encontró a Kostecki en la primera posición de la clasificación general, y a un ASSA ABLOY persiguiendo de cerca y con chances de que el sueño de los de Neil McDonald de ganar la regata se concretara, pero el illbruck no dio ventajas desde el comienzo, con una largada agresiva que los ubicó rápidamente en la primera posición, mientras que decenas de miles de personas en mas de 4000 embarcaciones acompañaban la largada.

Durante los primeros 15 minutos, los skippers jugaron sus tácticas y se intercambiaron posiciones, mientras que el ASSA ABLOY, con dos tripulantes locales intentaba escalar posiciones por la parte de babor de la flota después de una mala largada.

En esta pierna tan corta (250 millas) pesan mas que en las demás, las decisiones de los skippers y navegadores al momento de elegir el rumbo a seguir a lo largo de las costas suecas, buscando realizar el menor camino posible hacia aguas danesas antes de arribar a Kiel (Alemania).

Las horas y las millas pasaron, y finalmente la victoria de esta pierna fue para el equipo djuice de Knut Frostad, quiénes fueron los mas rápidos. Hicieron un buen trabajo alivianando el barco, corrieron algunos riesgos con su jugada pero eso les pagó a la hora de navegar con poco viento.

El segundo puesto fue para el illbruck y el ASSA ABLOY arribo tercero.

Las posiciones finales de la general son: 1 - illbruck Challenge (4 victorias),      2 – ASSA ABLOY (3 victorias), 3 – Amer Sports One, 4 – Team Tyco, 5 – Team News Corp, 6 – djuice, 7 – Team SEB y 8 – Amer Sports Too.

 

VICTORIA EN CASA

El team alemán illbruck, vivió toda una fiesta organizada excepcionalmente y cientos de embarcaciones interceptaron al V.O. 60 verde y blanco para escoltarlo hasta la línea de llegada.

-“Lo importante para nosotros en esta etapa no fue tanto la táctica por ganarla, sino evitar que el ASSA ABLOY lo hiciera.” – decían a bordo del illbruck – “Solo tuvimos que preocuparnos por un barco, así que esto fue un Match Race”.

“La recepción fue fascinante” – comentó Kostecki al pisar el muelle, “Nunca vi algo así en mi vida”, acerca de la fiesta alemana para el barco alemán ganador de la regata....”Tenemos un gran equipo”.

 

illbruck: LA CAMPAÑA

Uno de los factores que contribuyeron al triunfo de este equipo fue la temprana luz verde que recibió el proyecto por parte de Michael Illbruck, lo que les dio casi dos años de ventaja para la preparación comparado con otras campañas.

Las negociaciones con Kostecki comenzaron entre 1997 y 1998, después de su experiencia Olímpica y de la Copa América, el desafío de la vuelta al mundo era otro tipo de reto, “Los barcos son potentes, con lastre de agua y rápidos” contaba el mismo en una entrevista en sus primeros días de la Volvo.

Con la regata en la mente, el próximo paso fue el de adquirir algunos barcos de entrenamiento. “Hablamos con varios sindicatos de la edición 97-98 pero los  que mas nos gustaron fueron los dos barcos idénticos EF, fue como si compráramos ahora los dos ASSA ABLOY para entrenar para la próxima edición.” Los barcos fueron entregados en Septiembre de 1998 y luego de un período en Kiel y Hamburgo, fueron llevados a España donde se estableció el campamento base del equipo en la ciudad de Vigo. Allí los esfuerzos se pusieron el conformar una buena tripulación.

Una observación acerca de la campaña del illbruck es su estructura de mando. Kostecki a la cabeza, pero no en una posición dictatorial, prefiriendo involucrar en todas las decisiones a todo su equipo.

Estando en Vigo y navegando con los barcos de prueba, se gestaban las ideas para el nuevo barco que querían, mientras que el meteorólogo Chris Bedford en Estados Unidos estudiaba el tiempo y la ruta que deberían llevar durante la vuelta al mundo.

Otro integrante del grupo, Michael Richelson – uno de los diseñadores del América One, retador de la Copa América – llegó con un programa que simulaba la regata de los Volvo Ocean 60 alrededor del mundo, con las condiciones meteorológicas anticipadas por Bedford.

Mas tarde Richelson se encargo de mediar entre el estudio de diseño Farr y el equipo illbruck. Cuando tuvieron todos los diseños diferentes de barcos, fueron cargados al software y supieron cual era el mejor.

Los detalles del diseño fueron impresionantes, la proa les permite surfear mas rápido que el resto de los barcos, pero esta ventaja se paga en otras condiciones pues es mas lento en ceñida.

La quilla también es diferente respecto a otros barcos de Farr, esta diferencia la marco Michael Richelson, que al haber estado involucrado en el diseño de un barco para la Copa América, se nutrió de sobra en el desarrollo de bulbos y sus formas. Junto a otros diseñadores trabajaron en la Universidad de Kiel, haciendo pruebas y finalmente eligieron quedarse con el bulbo de Richelson en vez del de Farr.

La construcción del barco estuvo en manos del irlandés Killian Bushe en los cuarteles de Illbruck en Leverkusen-Neuenkamp, entre Dusseldorf y Colonia.

El objetivo fue construir un barco liviano y fuerte, Bushe no es el constructor de yates mas rápido pero es el más meticuloso, y no fueron empleados mas de tres meses mas de tiempo que los demás equipos. Este sobretiempo de construcción significó un casco mas liviano y por consiguiente un bulbo mas pesado, logrando mas estabilidad en el barco, y por consiguiente mas velocidad.

Para el desarrollo de las velas, nuevamente se eligió al mejor hombre disponible, Robert Hook, quien desarrolló las velas para el “Code Zero” de Paul Cayard y los barcos EF boats en la regata del 97-98.

En el proceso del desarrollo, surgieron dos nuevas armas secretas que ningún otro equipo tenía. Una fue un reaching spinnaker con un gratil estrecho que permitía volar con grandes olas y que además es muy efectivo por la noche.

La otra fue otro reaching spinnaker con resistencia a fuertes vientos y que trabaja bien manteniendo al barco planeando fuerte con mucha presión.

Casi todos los equipos copiaron estas dos velas, y gracias a ellas el illbruck pudo tener una temprana ventaja en el comienzo de esta regata.

 

Cabe destacar que el Amer Sports One, que se ubicó en un excelente tercer puesto de la general (con tres segundos puestos) fue diseñado por Germán Frers, demostrando una vez mas que es uno de los mejores diseñadores del mundo...o el mejor. Empecemos a valorar a los nuestros.

 

Por esto y por algunas otras cosas que seguirán siendo un secreto celosamente guardado, no es una casualidad que el illbruck Challenge se haya incorporado a los libros de historia de yachting por haber ganado la última edición de la regata mas prestigiosa y competitiva alrededor del mundo, la Volvo Ocean Race 2001-2002.

 

Martin U. Alonso 

 

  

Contáctenos

De Argentina para el mundo